A- A+ Imprimir artículo

El primero en Latinoamérica

Al alero del Plan de Inversiones Medioambientales, creado con el fin de asegurar el cumplimiento de la normativa ambiental en nuestra operación, nace un inédito proyecto de mitigación de ruido de Línea 5, que beneficia directamente a la comunidad aledaña de las comunas de Maipú y Pudahuel.

Martes 2 de marzo de 2021

Por años en Metro hemos trabajado por el compromiso de resguardar nuestros recursos naturales y culturales, además de asegurar una convivencia armónica con las comunidades vecinas y, en ese contexto, nuestra área de Ingeniería Ambiental de la Subgerencia de Medio Ambiente, impulsó la construcción de una solución acústica en el Viaducto Teniente Cruz de Línea 5, con el objetivo de mitigar los ruidos producidos por nuestra operación entre las estaciones Barrancas y Las Parcelas.

"Este proyecto fue complejo, desde su diseño hasta su ejecución, porque se producía ruido proveniente de la circulación de trenes de rodado neumático, que en ese tramo elevado de Línea 5 alcanzan velocidades de 70 km/h. Esto lo tuvimos que solucionar sin detener la operación", indicó nuestro Jefe de Proyectos del área de Ingeniería Medioambiental y Proyectos, Felipe Rivas.

Dada la complejidad del proyecto, se requirió del apoyo de un equipo multidisciplinario. En ese contexto, la implementación de este proyecto estuvo a cargo de la División de Proyectos (DP), en un trabajo colaborativo con la Subgerencia de Relaciones con la Comunidad y el Área de Ingeniería Ambiental, quienes además recibieron el constante apoyo de las Gerencias de Operaciones y Servicios y de Mantenimiento.

"Estamos muy contentos de haber ejecutado este proyecto de manera exitosa. Fue un proyecto muy robusto en el que Medio Ambiente se preocupó de que la estructura fuera muy hermética, con una solución de sellos acústicos que fue fundamental para evitar fugas de ruidos y cumplir con las necesidades medio ambientales que van en beneficio directo a la comunidad", señaló nuestro Jefe de Proyectos (DP), Juan Carlos Domange.

Por la envergadura de esta construcción y para cumplir con el estándar de ruido, este proyecto debió ser tramitado en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental.

"Estuvimos un año y medio en la tramitación ambiental, en el que tuvimos una  activa participación de la comunidad cercana, en un tiempo no menor, porque tú puedes construir solamente si tienes aprobado ambientalmente el proyecto. Este fue un trabajo en conjunto entre Medio Ambiente y las áreas de Ingeniería, y es un proyecto muy importante, porque es el primer túnel acústico de esta magnitud que existe en Latinoamérica, que se construye para una línea en curso sin afectarla", agregó Felipe.

Este túnel de un kilómetro comenzó a construirse en enero de 2018 y se desarrolló en tres partes. Primero, el tramo del túnel propiamente tal, luego el tramo de las barreras acústicas ponientes y finalmente, en diciembre de 2020, en el sector denominado la rampa norte.

"Los vecinos están muy contentos con la implementación. Tú entras al túnel y el ruido se pierde. Arroja valores bastante altos en la disminución de ruidos", sostuvo Felipe.

Este tipo de proyectos nos muestran cómo estamos avanzando a paso firme en la implementación de nuestra Política de Medio Ambiente, que establece dentro de sus compromisos identificar brechas e implementar procesos de mejora continua que permitan cumplir con la normativa vigente.

"Como equipo de Medio Ambiente estamos sumamente orgullosos y agradecidos del trabajo realizado por las distintas áreas de Metro que permitieron concretar el proyecto de manera exitosa. Para nosotros, se cierra un capítulo importante y con la misma energía seguiremos impulsando otros proyectos del Plan de Inversiones Medioambientales, que nos permitirán prepararnos para el futuro, construyendo juntos una mejor ciudad", declaró nuestra Jefa de Ingeniería Ambiental, Tatiana Gatica.


También te puede interesar